Ministerio de Agricultura realizó taller con productores afectados por incendios en la Región del Biobío para iniciar etapa de reconstrucción

El taller participativo macrozonal “Reconstrucción en las áreas de secano afectadas por los incendios forestales” será replicado en las regiones de Maule y O’Higgins, y busca unificar una estrategia de trabajo recogiendo la visión de todos los actores involucrados. 

Regional, Mayo de 2017; El Ministerio de Agricultura realizó el primer taller participativo sobre la reconstrucción en las áreas de secano afectadas por los incendios forestales ocurridos en la Región del Biobío durante el verano. Instancia que busca recoger visiones de todos los actores involucrados tanto de dirigentes campesinos, autoridades, académicos, ONG del mundo ambiental, empresas forestales y la ciudadanía en general.

La actividad fue encabezada por el Director Nacional del INDAP, Octavio Sotomayor y el Seremi de Agricultura, Rodrigo García, junto a directores del agro regional. El hilo conductor del taller se basó en el análisis de tres áreas. Primero, respecto a los efectos generados tras los incendios en el territorio; Visualización del territorio afectado en el mediano plazo; y Apoyos/compromisos requeridos para la rehabilitación de este territorio.

El Director Nacional de INDAP, Octavio Sotomayor, explicó que ya se cumplió una primera etapa tras los incendios que afectaron a la Región del Biobío durante la última estación estival, que estuvo enfocada en la entrega de ayuda en bonos de reactivación productiva y entrega de alimento concentrado para animal, que se distribuyó en las cuatro provincias para los agricultores afectados por los incendios. “Estamos iniciando una segunda etapa que es más estratégica y estructural y por eso es que nos hemos tomado el tiempo para escuchar a los productores. Lo que queremos debatir es que tipo de regulación forestal se necesita en Chile para evitar los problemas que tuvimos en el verano y, por otro lado, que tipo de actividades productivas nuevas e innovadoras podemos desarrollar en las zonas del secano que se incendiaron”.

La autoridad además explicó que se está analizando un segundo paquete de ayuda gubernamental para la pequeña agricultura familias campesina afectada por los incendios forestales.  “El Ministro de agricultura hace pocos días atrás anunció un bono de reconstrucción agrícola y otro bono de reconstrucción forestal. También estamos entregando un segundo bono para alimentación de ganado y eso es parte del debate que estamos teniendo hoy día con los dirigentes campesinos”.

El Seremi de Agricultura, Rodrigo García, precisó que esta es una importante iniciativa que impulsa la cartera, porque permitirá recoger la visión de los distintos actores involucrados en el sector. “El desarrollo del secano interior y del secano costero es responsabilidad de todos y, por lo tanto, es una actividad donde se quiere recoger tanto opiniones y el diagnostico que tienen los dirigentes de los pequeños agricultores, pero también sacar propuestas de trabajo. Esto, nosotros como Ministerio vamos a hacer que se coordine con otras iniciativas que está desarrollando el gobierno regional y también de empresas privadas”.

El director regional de INDAP, Andrés Castillo, entregó datos y estadísticas tras los incendios. “Efectivamente, más de 1.500 personas a nivel regional fueron afectados, y con ellos estamos trabajando con INDAP y con los equipos municipales y asistencia técnica de los 28 mil usuarios que atendemos. A nivel general, fueron afectadas cerca de 10 mil hectáreas del ámbito agrícola y donde estaban nuestros productores, del total de 100 mil hectáreas afectadas de la Región del Biobío”.

Danilo Guajardo, dirigente campesino y presidente del programa rezago del Valle del Itata, calificó como excelente la iniciativa de convocar a los diferentes actores. “La catástrofe que ocurrió, deja todo tipo de enseñanzas y, por lo tanto, hay que sacar las correcciones que se puedan hacer en el sentido de estar preparados para abordar este tipo de incendios. Hoy es el momento de que se regule y norme que es lo que se debe plantar y distancia respecto de las carreteras, casas, escuelas, etc. Hay que volver a lo que históricamente hacían nuestros ancestros, con parcelas sustentables. Es decir, con huertos frutales, ganadería ordenada y bosque nativo”.

En la jornada se realizaron mesas de trabajo grupales, donde se discutió respecto a propuestas que permitan superar las dificultades post- catástrofe y qué problemas se han enfrentado en este proceso. Luego, en el plenario se unificaron y compartieron visiones coincidentes sobre todo en temas como de una mayor coordinación entre los actores público-privados y comunidad; Regulación de la institucionalidad forestal; asistencia sicosocial para quienes fueron afectados; fortalecimiento de la educación para prevenir incendios forestales; establecer normativas respecto a plantaciones forestales cercanas a centros urbanos y generar modelos de ordenamiento territorial.

RELACIONADOS

También te podría gustar...